Emil

 

La familia Weiß, molesta por la gran cantidad de basura que se produce cada día con los envases de bebidas, desarrolló la idea de esta botella especial hace más de 25 años. Mientras tanto, la segunda generación de la empresa familiar se ha establecido en el mercado. Los productos prácticos se siguen fabricando de forma ecológica exclusivamente en Europa. La sostenibilidad mediante la evitación de residuos ha sido el principio rector durante todos estos años.